6 mar. 2012

Palabras que se encapan de mi alma y no puedo retener




Hoy siento miedo de estar despierto y no ver a nadie más a mi alrededor, incluso, nostalgia de volver a estar dormido aunque solo sea para compartir un sueño de vida.

Hoy siento que el silencio es aun más grande que cualquier otro día por el deseo de compartir el despertar de reconocer el sonido de la voz de la vida, abierto a verla reflejada en una mirada hermana, en una caricia sincera, en un vivir a pesar del miedo.

Nos hemos acostumbrado a vivir con miedo y el miedo está ganando la batalla, pero, sigo teniendo la fe suficiente como para saber que un día miraré a mi lado y verá a muchas almas despiertas riendo por reír, amando por amar, estando por estar, sin ningún tipo de apego, pero con toda la pasión del mundo, como si fuéramos niños eternos sedientos de robarle un solo segundo a esta existencia que nos han regalado y que nuestra mal educada mente nos roba con extrema facilidad.

Antes de que la vida me robe el última aliento, quiero hacerte saber que te amo, sí, a ti que estás leyendo, a tu ser como si fueras el mío propio y que te acepto tal y como eres por que lo elijo, y que decido ser auténtico contigo como lo soy conmigo cuando estoy a solas con mi alma.

Tú y yo, somos lo mismo, pero, mientras encontremos separación nos será difícil convivir “juntos” a pesar de estar ya “unidos” y ser parte de todo.

¿Te animas a abrir los ojos?

¿Nos damos un abrazo de verdad?

¿Me dejas decirte te amo sin necesidad de dar explicaciones?

Hoy, en este último instante de mi vida, en el que mi alma muerte un poco más, solo quiero decirte una cosa, TE AMO, y no encuentro una mejor forma de hacerlo que con sencillas palabras que se incrusten en tu alma y te inviten a lanzarte al vacío de caminar a pesar de todos los miedos que nos hemos creído, para creer por fin que SOMOS DIOSES Y QUE NADA NACE NI MUERE, SIENDO SIEMPRE ETERNA ENERGÍA QUE LO MUEVE TODO.

¡Gracias por existir y estar ahí!