11 may. 2012

¡Un día cualquiera como hoy!



Sonó el despertador y, como muchos de nosotros, me pregunté “¿Qué puedo hacer hoy por mejorar  el mundo mejor?” y tras la pregunta vino la respuesta, sonreí.
  
De todo lo que rodea nuestra vida hay algo que está dentro de nuestro poder interior. No podemos hacer que la maldad en el mundo desaparezca, que nuestros hermanos decidan amarse los unos a los otros de una vez o que el hambre sea solo un recuerdo. Al parecer no podemos hacer que en un simple instante el mundo sea un verdadero paraíso, ¿o sí?

¿Qué nos impide ser auténticos ángeles en esta tierra? ¿Qué nos impide hacer las cosas desde el corazón? ¿Qué nos impide soltar los planes que hemos hecho para nuestra vida y hacer lo que realmente nos pide el corazón?

Te invito a que traiciones hoy tus planes y hagas algo que te de mucho miedo.

Te invito a que hagas algo que crees no poder para demostrarte a ti mismo que eres capaz de hacer cualquier cosa, dejando que dicho acto sea guiado por el corazón y la conciencia de ser un verdadero ser de luz.

¿Qué es la vida sino el instante que está 
sucediendo ahora mientras lees esto? 

Solemos preguntarnos ¿quién soy?, pero olvidamos hacer la verdadera pregunga "¿quién decido ser?" por la razón que nos hemos creído la falta de poder sobre nuestra vida,  alimentando aun nuestro condicionante pasado trozo de vida, el cual, aun nos invita a creer que somos lo que vemos en el espejo, en el carnet de identidad, en los ojos de los demás.
   
Que los demás te vean como ellos quieren que seas, no tiene nada que ver con lo que tu puedes llegar a ser.

¿Qué opinas al respecto?

¿Te animas a hacer algo que no harías nunca por ser quien crees ser?

¿Te atreves a hacer esa llamada que no crees posible desarrollar? ¿A escribir esa nota que al terminar observarás tratando de reconocer al autor en la que muestras tus más profundos sentimientos hacia alguien?

¿Te atreverás ahora y aquí a desenmascarar el verdadero ser de luz que hay en tu interior?
  
Tú, tu corazón y tu mente, sois un ser que tiene infinito poder sobre todo lo que le rodea, pero, ¿cómo vamos a desarrollar nuestro poder si seguimos anclados en lel miedo, el cual, nos mantiene paralizados en la estructura que vivimos hoy?
 
Tú eres lo que tú deseas ser en cada instante en el que esa manecilla traviesa decide seguir imitando ese círculo infinito que alguien decidió llamar tiempo.

Se tu mismo, asombra el mundo, sorprende a tu ego, y haz algo que sea de verdad amoroso, generoso, auténtico, SE TU MISMO.