13 jun. 2012

La sabiduría natural del corazón


Sigue moviéndose la inquieta manecilla del tiempo que todo lo envejece y transforma, dando lugar a la siempre impresionante muerte de lo viejo y nacimiento de lo nuevo, pero ¿estamos realmente evolucionando o estamos simplemente corriendo en el tiempo para atrapar un nuevo placer, ilusión u oportunidad?

El corazón sabe…

Hoy, en este nuevo día en el que el sol vuelve a ofrecerte su calor, puedes elevar un poco más tu presencia para, desde ahí, dejar que el corazón mande y dirija tus pensamientos, palabras y actos.

Hoy es un día importante, ya que vuelve a nacer la oportunidad para que te planteés pensar de una forma distinta, hablar de una forma más amorosa y consciente, existir desde un nuevo enfoque que te regale esos momentos que tanto te mereces. Recuerda que tú eres amor, hermano mío.

El corazón sabe…

Ten en cuenta el conocimiento que ya albergas dentro de tu ser. Recuerda que “todo sigue un plan divino” para no entrar en la tentación de cuestionar las cosas. Recuerda que eres libre y que puedes aportar tu pincelada más hermosa y auténtica, a pesar de lo que los demás piensen, digan o hagan, por que tú eres grande y divino. Recuerda que en todo momento tu vida puede cambiar su rumbo si tienes el arrojo de apostar por pensar, hablar y hacer de una forma totalmente distinta a la que hasta ahora has utilizado.

El corazón sabe…

Amar es el acto más profundo y sabio que un ser vivo puede dar al mundo.

Si al amar sientes miedo, sigue amando. Si al amar sientes incertidumbre, sigue amando. Si al amar sientes debilidad, sigue amando. Si al amar sientes tristeza, sigue amando. Pues, un día, dicha intención interior de simplemente aprender a amar por amar, te dará un fruto tan sabroso que no podrás tomarlo a la ligera, sino que serás invitado a degustarlo instante a instante hasta que tu cuerpo libere tu alma para seguir evolucionando.

“El corazón sabe y nosotros somos la llave para liberarlo”