21 feb. 2012

Un mundo mejor es posible

   
En el libro hago referencia a este apartado, el cual, me ha inquietado mucho desde que era un niño. Siempre ha habido en mi mente una pregunta:

¿Es posible un mundo mejor?

Y por fin he encontrado la respuesta, aunque, la forma en la que debe darse tiene muchos matices y necesitará la colaboración de todos, pero sobre todo, de aquellos que estén más presentes y ya hayan decidido hacer de su vida un servicio hacia la tierra y todo lo que la puebla. 

Un mundo mejor es posible en cada uno de nosotros, nace en la mente de cada uno de nosotros y para comenzar a hacerlo, solo tienes que centrarte en la única mente que está a tu alcance, la tuya. 


  "Un pensamiento que da lugar a un tipo de palabra, que va acompañada de una serie de actos que generan un hábito y un carácter que, finalmente, es nuestro destino".


Tras leer este pequeño párrafo podemos comprender mejor donde se debe producir el cambio hacia un mundo mejor, y no es otro sitio que nuestra mente. 


  Debemos educar y enfocar nuestra mente hacia un mundo mejor, el cual, comenzará a nacer en cada nuevo y más generoso pensamiento, en cada nuevo y más sostenible acto, en cada nuevo y más amoroso carácter. 


Un mundo mejor está por nacer en tu mente, y a través de ella, procederá para hacer de este planeta el paraíso que todos conocemos en nuestro corazón y que se basa en reconocer en cada cosa una parte de nosotros, en cada persona un hermano eterno y en cada instante un regalo de la existencia, la cual, nos permite ser conscientes de la inmensa alegría que provoca simplemente estar vivo en armonía con todo lo que nos rodea.