29 feb. 2012

Sobre la felicidad en la vida

 
  Nos levantamos de la cama sin tomar ninguna decisión antes de posar un píe en el suelo, sin añadir ninguna canción, dejando todo en manos de las “circunstancias” para más tarde, al irnos a dormir pensar ¿por qué la vida sigue como sigue? ¿Por qué mi vida no mejora?

¿Quieres saber por que tu vida no mejora?

  Pues muy fácil y es por que sigues atrapado en el mismo enfoque que te hace vivirla de la misma manera, y es que, para mejorar nuestra vida debemos hacer algunos cambios.

  Las personas que son felices, en la gran mayoría, han tenido que hacer un gran trabajo personal, a nivel interior de reforma de enfoque de vida. Sus patrones mentales han tenido que ser azotados y rechazados para, con cariño, ser desterrados permitiendo ocupar su lugar por otras ideas más afines con el estado de felicidad.

  Uno no puede ser feliz si sigue pensando que la vida es una lucha, de verdad. No puedes ser feliz si estás en lucha contigo mismo, si no terminas de aceptarte tal y como eres y comienzas a mejorar tu forma de pensar, hablar y hacer las cosas desde este preciso instante.

  Frena, lánzate al vacío y deja todo lo que ahora envuelve tu vida, apártalo por un momento y elige qué deseas hacer con tu vida ahora, o mejor dicho, desde ahora, por que es una decisión que debemos tomar y mantener apoyándonos en la verdad de que “Todo sigue un plan divino” y esto quiere decir que tú eres parte de ese plan y aportas tu granito de arena con todo lo que piensas, hablas y haces. Podemos confiar en hacer lo que realmente deseamos de una forma correcta y responsable”.

  Recuerda que un pensamiento va ligado a una forma de hablar y hacer las cosas y esto es lo que da lugar a nuestro destino. 

  Una idea comienza a ser eficaz en cuanto la mentemos unos días en nuestra mente, dejándola acompañar nuestra existencia, ¡pruébalo!

  Ser feliz está en tus manos, hermano del alma. 

  Seguiré dejando por aquí pistas que te aporten algo de luz...